Una de las dudas que más encontramos en las consultas de odontopediatría es sobre el modo en que los papás y mamás deberían limpiar los dientes de su pequeño, si deben ser ellos mismos o los papis, cual es la cantidad óptima de dentrífico o el tipo de cepillo ideal. En Ceetus, queremos resolver de una vez por todas todas tus dudas y que higiene bucal de tu peque sea la mejor.

EL PAPEL DEL ODONTOPEDIATRA

En primer lugar, es importante saber que la odontopediatría es la especialidad de la odontología que se encarga del cuidado específico de la salud bucal de bebés y niños. En un primer momento y hasta los 6 años, a través del cuidado de los dientes temporales y, a partir de ahí, controlando el inicio de la dentición definitiva. Al igual que en medicina, es importante que sea un especialista previamente formado en el campo de la odontopediatría el que realice la supervisión y lleve a cabo los tratamientos específicos que tu hijo necesite de cara a mejorar su salud bucodental.

CUANDO EMPEZAR A CEPILLAR LOS DIENTES

La primera consulta de tu bebé al odontopedriatra debe ser antes de cumplir el primer año de edad, siempre y cuando no haya necesitado ningún tipo de atención previa (problemas lactancia, frenillo, etc). El momento justo vendrá determinado por la erupción del primer diente ya que este supondrá el punto de partida del cepillado con pasta. Pero desde el mismo nacimiento debes empezar con sus rutinas de higine bucodental limpiando y masajeando las encías con una gasa previamente humedecida.

LA IMPORTANCIA DEL FLÚOR

El fluor cumple una función positiva y esencial para los dientes, sobre todos de los más pequeños, xa que fortalece y endurece el esmalte mientras evita la desmineralización, algo fundamental para evitar las caries.

El papel positivo del fluor está más que comprobado y aunque en los últimos años se pueda escuchar que el flúor puede ser nocivo en la infancia, es un hecho histórico que su inclusion en el agua de uso público a principios del s. XX redujo las tasas de caries en un 50%.

Pero como todos los tratamientos se debe utilizar de la manera indicada y a través de pastas específicas para cada edad que contienen la cantidad ideal según el momento de desarrollo de la la dentición.

EL MEJOR CEPILLO DE DIENTES

Otra de las grandes dudas que intentamos resolver en consulta es cual es el mejor cepillo de dientes para tu hijo o hija. Al igual que para un adulto, el mejor cepillo es aquel que contiene una buena cantidad de cerdas y que estas no sean demasiado blandas. El cabezal deberá ser pequeño para poder llegar a todos los rincones de la pequeña boca infantil y el mando lo suficientemente ergonómico para sus manos. El uso de cepillo manueal o eléctrico dependerá de las preferencias personales.

ENJUAGAR O NO ENJUAGAR

Uno de los errores más comunes en la higiene dental es el ejuague con agua una vez terminado el cepillado ya que, de esta forma, disolvemos el flúor que contiene la pasta e impedimos la creación de la película de protección para que la que está diseñado y que garantiza horas de protección adicional. Para los adultos es dificil desaprender una conducta que llevamos realizando años para aprender a hacerlo de manera correcta.

Por eso, debemos a enseñar a los más pequeños la conducta correcta desde un principio. Esta sería: sin mojar el cepillo (esto también disuelve el flúor) poner la pasta en el cepillo, cepillar los dientes durante dos minutos y escupir el exceso de pasta.

RECOMENDACIONES EN HIGIENE BUCODENTAL POR EDADES

La Sociedad Española de Odontopediatría recoge unas recomendaciones para la higiene bucal de los más pequeños ordenándolas por edades tal y como se indica a continuación:

  • Entre los 6 meses y los 3 años: el dentrífico recomendado contendrá 1000 partes de flúor por millón (PPM) en muy poca cantidad (un grano de arroz).
  • Entre los 3 y los 5 años: la pasta dentrífica será de 1000 ppm y la cantidad del tamaño de un guisante.
  • A partir de los 5 años: la pasta será de 1450 ppm (igual que los adultos) y seguiremos con la cantidad del tamaño de un guisante.

En todos los casos y edades, lo ideal es cepillar los dientes 3 veces al día y complementar la limpieza con hilo dental y colutorio, tal y como recomiende la odontopedriatra en cada caso.

Y recuerda: siempre, siempre, siempre debes supervisar, revisar y repasar su cepillado.

×